Ads Top


El pasado 3 de octubre, el cáncer le ganó una batalla de dos años y medio a Fernando "Frank" Caldeiro. Lo segundo más triste luego de su temprano deceso (58, 51 años), es que muchos lo conozcamos con esta noticia, y no de antes.

Lo que sigue es una breve biografía suya traducida por Gerardo Blanco de la original CollectSPACE.

Contratado primeramente por NASA en 1991 como un experto en criogenia y sistemas de propulsión para la oficina de seguridad de misiones del Centro Espacial Kennedy, en Florida, formó parte de 52 lanzamientos del transbordador espacial y fue elegido como candidato a astronauta en 1996.

"Él y yo vinimos [a Houston] en 1996 juntos, y en verdad fue una de las primeras personas que conocí cuando llegué aquí", recordó su compañero Rex Walheim del grupo de 1996 en una entrevista telefónica realizada con CollecSPACE.com. "Era un gran tipo".

"Lo que me golpeó, especialmente a través del tiempo en que fue diagnosticado con cáncer, fue que su determinación y su espíritu optimista era realmente inspiracional", comentó Walheim. "Lo ví un par de días antes de que tuviera una cirugía y estaba normal, estaba sentado y hablando y su actitud optimista nunca osciló. Era asombroso cómo no dejaba que lo deprimiera".

Como miembro de la 16º clase de aspirantes a astronautas de NASA, apodados "Las Sardinas" porque con 44 candidatos eran el grupo más grande de astronautas a ser escogidos a la fecha, Caldeiro realizó el entrenamiento básico junto a Walheim, Peggy Whitson, la actual jefa de la oficina de astronautas y Jeff Williams, quien arribó a la Estación Espacial Internacional esta semana. Caldeiro, sin embargo, no fue asignado a una misión.

En 2006, le dijo al Orlando Sentinel: "Volar en el espacio, para mí, se ha vuelto más como, tú sabes, no puedes perseguir algo tanto como para excederse. Puedes estar obsesivo con eso y estar abatido o puedes decir 'Bueno, esta es una oportunidad; soy el primero en la línea frente a 350 millones de otras personas'".

Abrazando una carrera en NASA, Caldeiro sirvió en roles de apoyo técnico, primero como astronauta líder para los sistemas de apoyo de vida de las estaciones y sus componentes europeos, revisando el diseño y la fabricación de los módulos Nodo 2 "Harmony" Estadounidense y Columbus de ESA, así como la robótica Cupola y los Multi Purpose Logistics Modules (MPLM).

Desde junio de 2005 a diciembre de 2006, Caldeiro sirvió como astronauta líder a cargo del testeo de software del transbordador en el Centro Espacial Johnson, probando procedimientos de mantenimiento en vuelo, antes de ser reasignado al cercano Campo Ellington para dirigir el programa experimental de investigación atmosférica de gran altitud a bordo de la nave WB-57 de NASA.
Continuaba sirviendo en ese rol cuando falleció.

"Frank fue un miembro valioso del cuerpo de astronautas y el equipo de Operaciones de Tripulación de Vuelos", señaló Brent Jett, director de las Operaciones de Tripulación de Vuelo de NASA y compañero de Frank. "Brindó una experiencia saludable y realizó contribuciones significativas al éxito del proyecto WB-57 y al programa del transbordador espacial. Será añorado por todos aquellos que lo conocimos en NASA. Nuestros corazones van a su familia".

Nacido el 12 de junio de 1958, en Buenos Aires, Argentina, Caldeiro emigró a los Estados Unidos a los 16 años sin hablar una palabra en inglés. Primero se estableció en Flushing, New York. Fue a la Universidad Estatal de New York en Farmingdale por un grado en ciencia aplicada en tecnología espacial, seguido del estudio de ingeniería mecánica en la Universidad de Arizona en 1978 y 1984 respectivamente.
Once años después, completó su máster en ingeniería de la Universidad de Florida Central.
Antes de trabajar en NASA, Caldeiro fue contratado por Rockwell International para trabajar en el chequeo y envío de 100 bombarderos B-1B a la Fuerza Aérea Estadounidense. En 1988 reportó al Centro Espacial Kennedy como especialista del sistema de propulsión del transbordador espacial, responsable del procesamiento en suelo y lanzamiento del Discovery.
En 2002 fue nombrado Científico Nacional Hispano del Año por el Museo de Ciencia e Industria en Tampa, Florida. El mismo año fue elegido por el Presidente George W. Bush para servir en la Comisión Consultiva en la Excelencia Educativa para Americanos Hispanos bajo el acta "Que ningún niño se quede atrás" ("No Child Left Behind").

"Amaba volar. Simplemente amaba volar.", compartió Walheim.

Deja a su esposa, Donna Marie Emero, de Huntington Beach, California, y dos hermosas hijas, Annie y Michelle.

Últimas Noticias del Cosmos

Si te gustó esta nota recibí las siguientes cómodamente por email o suscribite via RSS

5 comentarios:

  1. Sino fuera por proyectosandia no me hubiera enterado de esta lamentable noticia.Muchas Gracias

    ResponderEliminar
  2. No hay duda que fue un soñador brillante, dado que concretar ese sueño no solo es cuestión de suerte debió esforzarse mucho para conseguirlo. Ojo confunde un poco donde dice "su temprando deceso (58)" ese numero no es su edad es el año de su nacimiento o sea que falleció con apenas 51 años ... o eso creo..

    ResponderEliminar
  3. Es cierto, pequeña errata. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  4. Que triste noticia. Es que siempre pasa lo mismo, al menos acá...el conocido es un bueno/a para nada mientras que los que realmente deberian darse a conocer por sus capacidades y encima es una representación digna del pais (no como otro que empieza con Mara y termina con Dona.

    Estamos en el pais cirquero y bananero...

    Lala

    ResponderEliminar
  5. Ramiro López Crespo20 de octubre de 2009, 21:24

    Mi memoria y respeto a "Frank Caldeiro"

    ResponderEliminar

Con tecnología de Blogger.