Ads Top

Resumen para salvar al mundo en los años venideros


Cuando se hace un repaso generalizado de la historia de la humanidad, como lo hace tal vez en documental Home, se puede percibir el cambio de actitud que fue tomando la humanidad para con el resto de los terrícolas, y su entorno.
El ser humano es el resultado de una larga cadena evolutiva, y en el transcurso de los últimos diez mil años, desde que somos más o menos lo que somos ahora, comenzamos a crecer en cantidad, y nuestras actitudes fueron desequilibrando los casi perfectamente afinados sistemas de relación entre las especies, y las especies y el entorno.

Nuestro planeta, más bien el equilibrio interespecies y también el físico y químico se adapta a lo largo de miles y millones de años a diversas situaciones y agentes que lo desestabilizan, desde erupciones volcánicas masivas, hasta el impacto de asteroides, o la explosión de antiguas estrellas cercanas al Sol.
Pero el hombre vino a poblar la Tierra en un par de miles de años, alterando los tiempos de adaptación naturales.
Lo que al principio fue la caza y recolección para la sustentación de algunas aldeas desperdigadas, en muy poco tiempo se convirtió en enormes pooles de siembra de monocultivos modificados genéticamente, y campos de concentración y engordamiento de millares de animales.
Si en un momento se arrastraban arados con nuestras espaldas, y quemábamos algún árbol caído para iluminarnos a la noche, hoy estamos extrayendo residuos de animales y bosques de otras épocas de profundos pozos, para quemarlos y mover enormes máquinas que hacen las veces de miles de mulas u otras máquinas que generan una circulación de electrones a lo largo de cables de todo el planeta, para encender una bola de vidrio llena de mercurio y tantas maravillas de la ciencia moderna.

Sí, las cosas han cambiado. Somos un enorme rebaño consumista que ama las comodidades de la ciencia y la tecnología, y creemos que podemos hacer uso y abuso de los recursos de la Tierra. Hace un tiempo, el planeta era enorme, tan enorme que los mapas no llegaban a dibujarlo entero ¿A quién le iba a importar si cortábamos un árbol para quemarlo y pasar el invierno?. No sabíamos cuántos árboles había, ni hasta dónde se extendía el bosque.
Hoy en día llevamos un sistema de posicionamiento global en el bolsillo, conocemos todos los datos sobre distancias, cantidades y tamaño de nuestro único hogar, sin embargo nuestra actitud de consumir recursos irresponsablemente nunca cambió, y eso es lo que nos va a llevar a la ruina.

Es difícil que nos sirva de moraleja la historia de la Isla de Pascua, donde están los famosos tótems enormes de cabezas cuadrada mirando la costa. Allí hubo una sociedad bastante compleja, pero hacinada en una pequeña isla, y cuando la población empezó a superar los niveles aceptables y autosustentables, comenzaron los problemas y las guerras. Que terminaron con la destrucción del ecosistema y la sociedad y cultura tan avanzada que allí se había desarrollado.


Hoy en día nos encontramos con un problema similar, pero de magnitud bastante mayor. Toda la estabilidad del sistema económico y político mundial se basa prácticamente en que los recursos se pueden consumir a un ritmo más o menos constante, que son inagotables, y en ningún momento se analiza que el ritmo de consumo pueda llegar a alterar siquiera el ambiente donde se llevan a cabo las transacciones.
Para un economista, que concibe una selva o una montaña como un supermercado, sería inconcebible que el supermercado se vaciara, o que se vaya destruyendo con el paso del tiempo, y de las compras.
Para un científico: climatólogo, biólogo, químico o lo que sea que investigue las relaciones de los sistemas no monetarios, está bien claro que estamos depredando el ambiente.
Son dos visiones totalmente incompatibles de la misma cosa, la primera es más funcional, y la segunda es más real.


Consecuencias directas de nuestra actitud frente al ecosistema

Una de las cosas más aberrantes que estamos haciendo, es extraer y quemar enormes cantidades de petróleo, gas natural, y carbón. Todas estas sustancias tienen carbono, que al ser quemado nos da una gran cantidad de energía para mover máquinas que generan electricidad para diversos usos, y para nuestros vehículos (ver: ¿De dónde sale la electricidad?). Ese carbono que antes formaba parte de árboles, montañas y pozos, pasará a estar libre en la atmósfera. Una parte será absorbido por el océano, otra será tomado por la fotosíntesis de las plantas en crecimiento, y otra quedará simplemente flotando por ahí.
Todo esto forma parte de lo que se llama ciclo del carbono, que en condiciones naturales (los autos no son naturales), es más o menos estable, y cada algunos miles de años se modifica un poco por alguna enorme erupción volcánica. Nuestra exagerada liberación de carbón está causando diversas situaciones en mundo:

Con una mayor cantidad de carbono en el océano, se modifican las propiedades químicas del mismo, que se vuelve ligeramente más ácido. Un leve aumento en la acidez provoca que deshagan la estructura de los corales más rápido de lo que pueden componerse. Con el ritmo actual de acidificación, se cree que los corales de todo el mundo no sobrevivirían cuarenta años más. Teniendo en cuenta la cantidad de vida que se desarrolla ahí abajo, significaría la extinción de miles de especies, con consecuencias devastadoras para todos. (fuente)


Con una mayor cantidad de carbono libre en la atmósfera, se incrementaría el efecto invernadero, con muchas consecuencias devastadoras, y otras tantas desconocidas. No voy a extenderme mucho sobre esto, pero se estima que una elevación de un par de grados de la temperatura promedio mundial (cosa que se espera para este siglo) puede generar, no sólo el conocido derretimiento de glaciares y hielos eternos, con su consecuente subida del nivel del océano, inundación de ciudades costeras y demás, sino cambios en el clima mundial que aumenten las sequías de zonas cultivadas (se perderían demasiadas fuentes de alimento), el aumento en la violencia y zona de afección de huracanes.
Hay que tener en cuenta que el aumento de temperatura no se producirá lentamente, sino que en cierto momento se descongelarán ciertos reservorios de gases como el metano, que producen un efecto invernadero cientos de veces superior al simple dióxido de carbono. (se puede leer más de esto aquí)

Pensemos que pasará en un mundo donde haya un 50% más de población que hoy, teniendo en cuenta que hoy no está solucionado el problema del hambre, y en ese mundo se inundarán las principales ciudades, la mayoría de los campos serán desiertos, y los desequilibrios ecológicos habrán extinto a una gran cantidad de especies animales y vegetales. ¿Dónde van a vivir y comer todas esas personas?

Luego está el caso de las enormes plantaciones y los abusos de las multinacionales que venden semillas modificadas genéticamente para rendir mucho más a los campesinos pobres. Muchísimos pobladores pobres de zonas selváticas destruyen la estructura de carbono de sus perennes habitantes (queman los árboles), para cultivar principalmente soja. Esto produce un pequeño enriquecimiento monetario por algunos años, que va decreciendo a medida que se arruina el suelo. Y cuando ha perdido gran parte de sus nutrientes, pierde la capacidad de dar vida a la soja o los árboles. Lo que implica talar más adentro, destruir más ecosistemas.. un círculo sin fin, en definitiva, bueno sí, hasta que se termine la selva o el abuso económico.
El avance de la deforestación provoca un corrimiento de los límites de las lluvias y las sequías. Y la impermeabilización del suelo estéril provoca también desastrosos aludes donde hay desniveles.

Planteada esta pequeña introducción, ¿quedan dudas acaso de que el comportamiento actual de nuestra sociedad no es sustentable? Estamos actuando de una manera demasiado irresponsable, y es notable que seguir a este ritmo no puede resultar en nada bueno. Tendríamos que ser conscientes que hasta cosas simples, como que una pareja tenga más de dos hijos, es un comportamiento irresponsable para con el resto de la humanidad: estamos teniendo problemas para alimentar a toda la población hoy, y es probable que haya menos alimentos en el futuro.


Las soluciones están al alcance de nuestras manos

Se podría decir que no todo el futuro de la humanidad es negro. La única solución viene de mano de la concientización, y no estoy hablando de cerrar la canilla mientras nos lavamos los dientes, hay que lograr que se establezca un nexo entre los científicos que perciben el estado de nuestro hogar, y las personas que tienen el poder de tomar decisiones cruciales, y que hoy en día están construyendo sin conocer los cimientos.

Todos saben que el sistema económico y político, pende de hilos, que se aflojan en cada crisis. Pero muchos no llegan a ver que ese hilo está colgado de algo: de la estabilidad de nuestro clima. Y toda la estructura y la forma abusiva de tomar los recursos apuntan irónicamente a destruir el soporte principal.


Extracción sustentable y coherente de la electricidad

La electricidad puede extraerse interponiendo algún aparato donde haya una diferencia de potencia de casi cualquier cosa. Hoy en día se usa mayormente la potencia química contenida en las tan nombradas estructuras con carbono (quemando petróleo, gas, carbón, madera). Y al margen de todos los problemas ya explicados, en caso de que no existiesen, está el tema de que no son productos infinitos.


Éstas son algunas formas ingeniosas de extraer electricidad de lugares totalmente inimaginables y evitando la emisión de gases invernadero y la destrucción de la naturaleza:

1. De la presión ejercida por personas bailando: La disco holandesa Watt, instaló un piso hecho de superficies piezoeléctricas, que generan electricidad para prender algunas luces a partir del baile. Más infomación.

2. De la mezcla de agua dulce de río con salada del mar: Diseño de una planta prototipo generadora de electricidad basada en el efecto de la ósmosis. Más.

3. Del girar de una puerta giratoria, en el bar naturista La Porte holandés, o bien de la rotación.

4. De las bicicletas fijas de los gimnasios, con sólo pensar que todo el esfuerzo que se hace para hacerlas girar, se disipa en forma de calor, no es raro que la energía de todas las bicicletas transformada en electricidad podrían alimentar al gimnasio entero gratuitamente. Ver aquí.
Por otro lado, ¿alguien pensó lo ridículo que era una bicicleta con luces a pila, cuando es tan simple colocar un dínamo?

5. De las olas de mar, usando el poder de las olas para hacer flotar y undirse una boya. La tecnología de energía undimotriz ya se está desarrollando en España.

6. De corrientes de agua constantes: si hay lugares donde el mar avanza y retrocede alternadamente, se podrían colocar molinos submarinos. Como ya lo hizo Irlanda. Tecnologías similares podrían replicarse en ríos de gran caudal como el Paraná.

7. Del Sol, potenciando todas las tecnologías, y abaratando los costos. El principal problema está en el elevado costo de producción de paneles solares. ¿Por qué no colocar un pequeño panel con una gran lupa por delante? La empresa Sunrgi desarrolla paneles así, con colectores de calor que circulan detrás de las placas, aprovechando la energía al máximo.

8. Extrayendo combustible directo de origen, es decir, gases residuales de la digestión de las vacas. Montando un tanque a espaldas de una vaca, y uniéndolos con una manguera, un argentino descubrió que una vaca promedio produce y libera hasta mil litros de metano por día. Lo que representa un tercio de la emisión de gases invernaderos de toda Argentina. Si se colectaran esos gases se podrían utilizar para producir electricidad y calefaccionar. Hay que leer la noticia.

9. Instalar enormes barriletes a modo de velas en los barcos de transporte. Es cuestión de tiempo para que todos los barcos sean remolcados en parte por un enorme barrilete, lo que reduce hasta en un 35% el consumo de combustible. Ver más. Lo que mueve el rápido desarrollo de esto es el ahorro monetario, por eso también es cuestión de tiempo para que sean remolcados exclusivamente a vela como antaño.

10. Instalar enormes barriletes que se eleven cientos de metros, captando vientos más poderosos, y reemplazando a decenas de molinos. Más aquí.

(parte de esto es una síntesis del artículo: 12 formas bizarras de generar energía eléctrica, de este blog)

Hay realmente demasiadas formas de generar electricidad, muchas de ellas necesitarían de inversiones gubernamentales o privadas de millones de dólares, para su investigación, desarrollo, promoción, y demás (como ya se hace en unos pocos países para la instalación de parques eólicos y huertas solares, y se hizo desde siempre para represas hidroeléctricas). Lo que trae como consecuencia la creación de puestos de trabajo, y la incitación a la gente a estudiar ingenierías y demás carreras universitarias que serán útiles para todos. Y la energía producida sería virtualmente gratuita, sin necesidad de destruir recursos naturales y cambiar el clima.


Evitar desperdiciar energía a toda costa

Pero también hay alternativas que no requieren mucha inversión monetaria, y no es para generar energía, sino para no desperdiciarla.
Los gobiernos deberían promover constantemente campañas que expliquen los beneficios de usar bicicletas para transportarse dentro de la ciudad, los beneficios son demasiados: se mejora el estado físico, se descongestiona el tránsito, se ahorra dinero en combustible, se disminuye el ruido y el humo de la ciudad, así como se evita quemar carbón.
Tal vez por concientización ecológica, o sentido común, en la ciudad de Sevilla se multiplicó por siete la cantidad de ciclistas en los últimos dos años (fuente).

La gran cantidad de energía que se utiliza intentando iluminar, refrescar o calefaccionar nuestros hogares y edificios, podría ser casi nula si desde las bases, se hiciese uso de la Arquitectura Sustentable, es una disciplina surgida en los '80, y se aplica para construcciones que designan las estrategias y los edificios que son concebidos, se construyen y funcionan de acuerdo a los condicionantes y posibilidades ambientales del lugar (clima, valores ecológicos), sus habitantes y modos de vida. Esto se logra mediante dos subsistemas: el de conservación y uso racional de la energía y el de los sistemas solares pasivos, incorporados ambos al organismo arquitectónico.
Un avance en esto, es que en 2006 en Argentina se haya publicado una enciclopedia especializada en el diario de mayor tirada del país. El próximo paso sería incorporar estos temas como cátedra básica, obligatoria e indispensable en la carrera universitaria de Arquitectura.


Para ver un ejemplo más palpable, pensemos lo ridículo que es tener un acondicionador de aire encendido, cuando el techo y las paredes están siendo calentadas por el Sol de verano, y no están correctamente aisladas. Tiene el mismo sentido que colocar una heladera adentro de un horno.
Igualmente encender estufas o termotanques que queman gas, cuando se puede aprovechar el calor del Sol, con calefones solares, cuyo combustible es gratuito.



Es posible que estemos tomando conciencia lentamente. Necesitamos pensar en la humanidad y no en cada uno de nosotros como individuos. La crisis a la cual podríamos estar acercándonos, no significaría el fin del mundo, ni de la raza humana, solamente de la sociedad tal y como la conocemos. Los indígenas que habitaban la isla Rapa Nui socavaron su hábitat al punto de que fue imposible que todos vivieran en él. Y hubo guerras civiles, matanzas, hambre y enfermedades. No es difícil imaginarse un escenario donde de repente la producción del campo se reduzca a la mitad, y ciudades como Nueva York, Buenos Aires, Barcelona, Londres queden bajo el agua. Sería demasiado caótico, y significaría un retroceso de miles de años de avance científico y cultural.

Pero en una ocasión ya estuvimos al borde de un desastre similar, y no muchos parecen haberlo notado. En los '80 y '90 se habló mucho del agujero en la capa de ozono, y el tema se fue dejando paulatinamente. Lo que pasó fue que en 1987 se firmó un tratado internacional para impedir la emisión de los principales contaminantes, y en esta década la capa de ozono comenzó a recuperarse. Un grupo de científicos de la NASA hicieron una simulación por computadora de qué hubiera pasado si se seguían emitiendo los gases dañinos, y concluyeron que se hubiese generado extinción casi total de la vida en la Tierra para mitad de este siglo. (ver el artículo completo de Proyecto Sandía)

Nos podemos negar a los futuros apocalípticos, creo que es lo más saludable, pero no podemos negar que estamos depredando nuestro hogar, y que si no nos detenemos, algo malo, sea lo que sea, va a suceder. Simplemente hay que ser optimistas e intentar cambiar las cosas.
Es muy importante que nuestro asombro no termine con el artículo. Sino que quede sonando en nuestras cabezas, intentando buscar soluciones.


Y sobretodo actuar.


Si te gustó esta nota recibí las siguientes cómodamente por email o suscribite via RSS

8 comentarios:

  1. echir, si vas a hablar de arquitectura sustentable, no podes poner un edificio en corte que no tiene aislamiento térmico en los muros, la arquitectura sustentable no paso por los elementos activos tales como los paneles solares y los molnos de viento, sino por la materializacion de edificio, por ej: no hacer edificios todos vidriados, orientar bien las caras del edificios, utilizar vegetación, ailamiento termico, etc, la idea está pero si queres la desarrollamos en un post ;)

    ResponderEliminar
  2. Me parece un excelente artículo, y me gustaría tirar alguna idea también. Sabemos que hay millones de jóvenes que hoy pasan hambre, pero también hay otros millones que cómodamente están en sus casas leyendo internet, ... son los mimados de la humanidad. No digo todos, pero muchos de ellos no son concientes de lo afortunados que han sido de tener un techo, casa, comida , internet, y simplemente estar alejados, por ahora al menos, de la violencia extrema, guerras, etc. Ellos, individualmente quizá no puedan hacer un molino de viento para generar energía, ni una represa hidráulica, pero si pueden hacer mucho. Imaginense si desde chicos aprendieran a apagar las luces que no utilicen, no dejar las computadoras encendidas cuando no las usen, usar los elementos electrónicos pero con conciencia, no llegar a su casa y encender equipo de música, luces, tv, pc, dvd mientras concentra la atención en un celular y envían mensajes de texto al amigo que dejaron hace cinco minutos. Imagínense este ahorro multiplicado por millones, hagan un simple cálculo representado en kilowatts. No me cabe duda, que sobre este inmenso grupo de mimados de la humanidad recae gran parte de la responsabilidad de salvar al planeta, generando conciencia mediante el ejemplo y las actitudes. Es muy difícil que los otros grupos puedan hacer algo, o son muy grandes de edad y tienen otros intereses, o no tienen la madurez de conciencia necesaria, o simplemente tienen otro problema planetario mas inmediato ... sobrevivir ahora. Otra vez, felicitaciones por el artículo.

    ResponderEliminar
  3. tene cuidado condemonizar a las semillas transgenicas, porque no son malas en si mismas, mejoran la calidad de los alimentos, y los rindes,permiten menor uso de quimicos en los ultivos, aumentan la produccion, etc, otro tema es la deforestacion, y te cuento que no lo hacen los campesinos pobres, lo hacen grandes grupos. Lo mejor que le pudo pasar a la humanidad y al ambiente fueron los transegicos, sino se utilizarian muchisimos mas quimicos toxicos, y se produciria mucho menos, otra cosa es como y donde cultivamos. No caigamos en el facilismo de izquierda de criticar porque se critica, informemosnos

    ResponderEliminar
  4. te recomendaría que revises esta página

    http://www.darsecuenta.org.ar

    y estos videos

    http://www.youtube.com/watch?v=TjIUVwwd8Ng&feature=player_embedded

    http://www.youtube.com/watch?v=ai9ZedEfp7Y&feature=player_embedded

    ResponderEliminar
  5. ehmm...creo que hay un error, ninguno de los moais de isla de pascua esta mirando hacia la costa, todos miran hacia el centro de la isla.

    y si, home es un muy buen documental, lleno de hermosas imagenes.

    ResponderEliminar
  6. Hola¡
    Permiteme presentarme soy tatiana administradora de un directorio de blogs, visité tu blog y está genial, me encantaría contar con tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
    Si estas de acuerdo no dudes en escribirme
    Exitos con tu blog.
    Un beso
    tatiana.

    ResponderEliminar
  7. Oscar: voy a intentar no tomarlo personal.

    Franco: ví los videos, son muy interesantes y recomendables

    The Ankark: por un momento dudé sobre la dirección de la mirada de los moais, busqué en google "Los moais miran hacia" y no coincidían. Las fotos tampoco dicen mucho, en algunas las estatuas miran hacia la isla, y en otras hacia la costa..

    Igual lo voy a modificar para no hacer lío, total no es el núcleo del tema :P

    ResponderEliminar
  8. Me parece curioso que no menciones a la energía nuclear. La energía nuclear es la única tecnología lo suficientemente desarrollada para servir como sustituto de los combustibles fósiles.

    Si queremos empezar a paliar los efectos del cambio climático debemos dejar los combustibles fósiles, eso nadie lo duda. Pero si esperamos a que surjan las tecnologías necesarias para hacerlo se nos va a acabar el mundo, por tanto es imperioso implementar la energía nuclear ya.

    Obviamente no usaríamos dicha fuente de energía para siempre, pero si como sustituto momentáneo de los combustibles fósiles mientras se desarrolla alguna tecnología alternativa lo suficientemente eficiente y barata, como la fusión nuclear o una mejora en la eficiencia de las celdas solares.

    ResponderEliminar

Con tecnología de Blogger.